UNA PEQUEÑA RUTA TRASHUMANTE POR LOS VALLES DE LUNA
Viajes

UNA PEQUEÑA RUTA TRASHUMANTE POR LOS VALLES DE LUNA

La comarca de Luna forma parte de la Reserva de la Biosfera Valles de Omaña y Luna, en León. Es tierra de pastores trashumantes que con su peregrinar en busca de pastos siempre frescos para sus ovejas merinas, forjaron el carácter de estos valles.

Este existir seminómada de cañadas, cordeles y veredas moldeó el paisaje. Los rebaños trashumantes caminaron de los puertos de la montaña leonesa en verano, a las dehesas extremeñas en invierno, y a caminar te invito:

En Abelgas de Luna arranca una pequeña ruta de senderismo que desemboca en el cordel de merinas de Babia de Abajo, ruta de pastores trashumantes de merinas. Una tradicional vía pecuaria, que aún transitan los pastores actuales, para conducir sus rebaños hasta los puertos de verano. La ruta son 9 kilómetros y se recorren en unas 3:30 horas,  además es circular, más sencilla imposible.

Ermita de los Pastores trashumantes-de merina-Abelgas de Luna-Las hidalgas
Casas de patín-arquitectura rural vinculada a pastores trashumantes Abelgas de Luna-Las hidalgas

En la parte alta del pueblo se encuentra la sencilla ermita de la Vera Cruz, conocida como la ermita de los Pastores, construida en el siglo XVII. De todos los pueblos de la comarca, quizá sea Abelgas unos de los enclaves que mejor ha sabido mantener sus construcciones pastoriles tradicionales, casas llamadas de patín. Constan de dos plantas, una para las cuadras y el almacén y la superior para la vivienda. Merece la pena darse una vuelta por el pueblo, entrenando los pasos, para identificar sus singulares edificaciones antes de ponerse en marcha.

puente-Arroyo el Cuartero-ruta pastores trashumantes de merinas-Las Hidalgas
Pastos del cordel de las merinas-ruta pastores trashumantes de merinas-Las hidalgas
Pastos-abrebadero ruta pastores trashumantes de merinas-Las Hidalgas

El camino comienza por el sur del pueblo y sigue el cauce del arroyo del Cuartero, el cual ha formado una profunda hoz caliza. Por el fondo de esta pequeña garganta discurren el propio arroyo, esta senda y los huertos de muchos vecinos del pueblo. Una vez superada la hoz, continúa hasta Mallo de Luna. Abandona el camino para tomar un desvío a la izquierda, que lleva expresamente al cordel de Babia de Abajo. Según la antigua legislación de la Mesta cuenta con 45 varas de ancho (por eso es cordel y no cañada, que son más amplias, con 90 varas), parte directamente del Puerto de Mesa.

En un primer tramo atraviesa importantes pastizales y un pequeño desfiladero conocido como Las Focicas. Desde este punto, el más alto de la ruta de pastores trashumantes de merinas, podrás contemplar la impresionante panorámica montañosa de Luna. Con sus valles profundos y sus cumbres altivas, con sus extensos pastos y sus austeros pueblos de piedra, y con suerte, poderosos mastines guardando el ganado al que acompañan. A partir de este punto comienza un descenso atravesando uno de los mejores robledales de la comarca, que te llevará hasta la central hidroeléctrica de Láncara. El camino muere en una carretera próxima que viene de Sena de Luna, la cual has de seguir en dirección contraria hasta alcanzar nuevamente al punto de partida, Abelgas de Luna.

camino por el robledal-ruta pastores trashumantes de merinas-Las hidalgas
ruta pastores trashumantes de merinas

Como caminar abre el apetito nada mejor que degustar en Sena de Luna una caldereta del pastor o caldereta de cordero. Bien templada en hierro con paciencia y manos expertas. Por la tarde será agradable pasear por esta señorial localidad para respirar su historia. Descubrir la casona familiar de Los Hidalgos, propietarios de la cabaña del mismo nombre. La cabaña de Las Hidalgas fue una cabaña de merinas de gran importancia en la primera mitad del siglo XX. La única que ha conseguido llegar hasta nuestros días. Una estirpe selecta, con una lana finísima rica en suarda que les otorga su característico aspecto renegrido.

Caldereta de cordero, comida de los pastores trashumantes de merina

Antes de emprender el camino de vuelta a casa te propongo desplazarte con el coche hasta Rabanal de Luna y visitar la Ermita de Pruneda. Una sencilla construcción rural con una localización estratégica, muy próxima a las principales vías trashumantes , y que marca la divisoria entre el concejo de Babia y el de Luna. Los vecinos más mayores aun recuerdan como las ovejas frotaban sus vellones en los muros del templo a su paso trashumante.

Ermita de Pruneda-Las Hidalgas

Fotografía: Noelia Gonzalez Gallego

Mapa: Ayuntamiento de Sena de Luna

Leave a Reply